Autos: regla de origen será más dura para partes esenciales

72

El Acuerdo México-Estados Unidos-Canadá (USMCA, por su sigla en inglés) establece tres categorías y cuatro fases para cumplir con las reglas de origen en la industria de autopartes. La primera categoría está conformada por las “Partes esenciales”: ejes, chasis, motores, sistemas de dirección, transmisiones, sistemas de suspensión y baterías de litio.

 

Para cumplir con la regla de origen del USMCA, estas partes automotrices deberán cumplir con un Valor de Contenido Regional (VCR) de 66% a la entrada en vigor del acuerdo, para pasar a 69% en enero del siguiente año y luego a 72 y 75%, en cada uno de los siguientes dos eneros.

 

De acuerdo con Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), estos productos deberán ser hechos en la región de América del Norte porque representan un gran contenido para la fabricación de un vehículo.

 

Las reglas de origen se refieren al criterio pactado en un tratado para definir cuándo un bien es considerado originario para gozar de las preferencias arancelarias.

 

El USMCA establece como Categoría 2 a las “Partes principales”, en las que están, por ejemplo, sistemas de freno, aire acondicionado, páneles de control, escapes, parabrisas, llantas y partes de motor y transmisión. Albin destacó que este grupo abarca entre 25 y 30% del valor de un automóvil terminado.

 

Sus plazos en los cambios de las reglas de origen son iguales a los fijados en la Categoría 1; pero con porcentajes distintos. Iniciarán con 62.5% y pasarán después a 65, 67.5 y 70%, en cada uno de los siguientes años. Finalmente, a la Categoría 3, “Partes complementarias”, la componen productos como equipo de audio y telemando, cinturones, convertidores catalíticos, volantes, iluminación, cerraduras y juegos de cableados”.

 

En los mismos cuatro plazos, deberán pasar de un VCR de 62.5 a 63% y luego de 64 a 65%, para tener derecho a pagar arancel cero. En las tres clasificaciones, los porcentajes están basados en el costo neto.

 

En muchos casos, en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, que sería sustituido por el USMCA), las mercancías deben tener un nivel mínimo de contenido norteamericano además de sufrir un cambio de tarifa. El VCR se puede calcular utilizando el método de “valor de transacción” o el “costo neto”.

 

El método de valor de transacción, más simple, se basa en el precio del bien; mientras que el método de costo neto, en el costo total del bien menos los costos de regalías, promoción de ventas, embalaje y envío.

 

En el TLCAN, los productores generalmente tienen la opción de elegir el método que usan, con algunas excepciones, como la industria de vehículos motorizados, que debe usar el método de costo neto.

 

Las reglas de origen del USMCA y otros Tratados de Libre Comercio ayudan a garantizar que los beneficios de esos acuerdos comerciales se otorguen sobre todo a los bienes producidos por las partes signatarias.

 

En el sector automotriz, el TLCAN eliminó todas las tarifas de Estados Unidos sobre las importaciones procedentes de México y los aranceles mexicanos sobre los productos estadounidenses y canadienses, siempre y cuando cumplieran con las normas de origen de 62.5% de contenido norteamericano para automóviles, camiones ligeros, motores y transmisiones; y de 60% para otros vehículos y partes de automóviles.

 

FUENTE: EL ECONOMISTA