China y EU ponen tregua de 90 días a guerra comercial

19

 

 

China y Estados Unidos acordaron suspender la aplicación de nuevos aranceles, con lo que pusieron freno a la escalada de una guerra comercial y se abrieron a sostener conversaciones en los próximos 90 días que apunten al logro de consensos.

 

La Casa Blanca informó el sábado en la noche que el presidente Donald Trump se comprometió con su par chino, Xi Jinping, durante una reunión tras el cierre de la cumbre G20 en Argentina, a echar para atrás un aumento anunciado a 25% desde el 1 de enero de los aranceles a bienes importados de China valorados en 200,000 millones de dólares.

 

Pekín, por su parte, acordó comprar una cantidad no especificada pero “muy importante” de productos agrícolas, energéticos, industriales y otros, añadió la Casa Blanca en un comunicado.

 

Ambas partes iniciarán nuevas negociaciones comerciales para abordar temas como transferencias de tecnología, propiedad intelectual, barreras no arancelarias, robos cibernéticos y agricultura, señaló.

 

Si no se alcanza un acuerdo dentro de 90 días, ambas partes acordaron que los aranceles ya vigentes de 10% sí serían aumentados a 25%, dijo la Casa Blanca. Las tarifas que Trump impuso en septiembre llevaron a medidas similares de represalia de China.

 

El domingo, la prensa estatal china alabó el “importante consenso” alcanzado, pero no mencionó el plazo de 90 días.

 

El presidente de Estados Unidos también ha amenazado con imponer aranceles a otros bienes importados chinos valorados en 267,000 millones de dólares.

 

Reforma a la OMC, en declaración del G20

Muchos delegados de las 20 economías más grandes del mundo llegaron a una cumbre en Argentina esta semana decididos a lograr una declaración escrita, luego de que las tensiones entre Estados Unidos y China descarrilaron una reunión de líderes de las naciones del Asia-Pacífico dos semanas antes.

 

Para ello tuvieron que acceder a las demandas de Estados Unidos y China de abandonar algunas de las promesas que se han convertido en lemas del Grupo de las 20 naciones más industrializadas del mundo.

 

Sin embargo, lograron irse de la Cumbre del G20 con un comunicado aceptado por todos los líderes, donde se comprometieron por primera vez a reformar la Organización Mundial del Comercio (OMC), la piedra angular del sistema de comercio mundial.

 

FUENTE: EL ECONOMISTA