Normatividad de Seguridad Vial, Ley Muerta

28

 

 

Las normatividades que regulan la seguridad vial en México, a nivel técnico, apenas se están desarrollando y las que ya están no se aplican al 100%, expusieron especialistas en seguridad vial y de la industria automotriz durante la Semana de Movilidad y Seguridad Vial realizada en esta capital mexiquense.

 

“Todas las tecnologías que están consolidadas aquí no están construidas para el consumidor mexicano, pero se van para los mercados que exportamos nuestros vehículos, los exportamos con estándares muy exigentes, mientras que otros países no lo aplican”, comentó Sthephan Brodziak, investigador de la asociación civil El Poder del Consumidor.

 

Durante el foro, organizado por MXInfrastructure, la Alianza Nacional por la Seguridad Vial, Héctor Izquierdo, Consejero Consultivo de Anasevi, dijo que en México existen algunas normas que regulan algunos parámetros de seguridad, sin embargo, aún no se tiene una ley que exija la implementación de dispositivos de seguridad vial en todos los vehículos, tanto de transporte de pasajeros, privado y de carga.

 

Recordó que la NOM-194-SCF-2015 (Dispositivos de seguridad esenciales en vehículos nuevos) dejó fuera cuatro de los siete dispositivos de seguridad recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es decir, el sistema de control de estabilidad, sistema de retención infantil, anclajes y tipo de cinturones de seguridad y protección a peatones; y dijo que México tiene un retraso de 20 años en temas de seguridad.

 

Al respecto, Osvaldo Velmont, Director Técnico de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), comentó que la norma entró en vigor en mayo de 2016, y a partir de ese momento se hicieron las adecuaciones necesarias en la industria y que la norma aún es muy joven.

 

“Hubo unidades que tuvieron que ser adaptadas o sacadas de la producción, pero también hay que reconocer que hay vehículos que lo tienen todo”, comentó.

 

En entrevista con T21, el directivo detalló que la NOM cuenta con un artículo transitorio que establece una segunda etapa para la implementación de la norma, la cual exige las pruebas de impacto frontal y lateral, indicador de uso de cinturón auditivo, frenos ABS y que serán obligatorias a partir de 2021.

 

Destacó la importancia de contar y actualizar el Registro Público Vehicular, sobre todo cuando existe un parque de 40 millones de vehículos.

 

En tanto, Sthephan Brodziak criticó las normas laxas respecto a la seguridad en la importación de vehículos, mientras que México fabrica automóviles con los más altos estándares.

 

“En México mueren 16 mil personas anuales, pero hay un subregistro de muchas miles de personas más que fallecen de manera prevenible, su muerte no tuvo que haber ocurrido independientemente de que hayan tenido un error porque ya existe tecnología para que esos errores puedan ser compensados como ayuda en las distracciones, velocidad u otras causas”, destacó.

FUENTE: T21