Pierde Chihuahua competitividad frente a estados del Bajío: Argüello Portillo

217

En los últimos 10 años, Chihuahua ha perdido terreno en la atracción de inversiones frente a los estados del Bajío, esto al no haber aprovechado su experiencia y conocimiento para desarrollar proveedores locales, tecnología por lo que  continúa dependiendo del intercambio comercial con Estados Unidos, señaló el analista económico Armando Argüello Portillo.

Para el especialista, si bien la pérdida de competitividad en atracción de inversión se ha observado en la última década, en 2017 ha sido más evidente derivado del cambio de gobierno que no ha impulsado la producción ni realizado obras importantes.

Aun así, dijo, el estado está de alguna manera fuera de las reglas económicas del país pues al ser una entidad fronteriza posee una dinámica diferente.

Durante los sexenios de los exgobernadores Fernando Baeza y Fancisco Barrio se registró un auge económico con el desarrollo de parques industriales, en tanto que la administración de Patrio Martínez continuó el impulso a la inversión con el desarrollo del puente de Santa Teresa que abrió la frontera con Nuevo México y efectuó mejoras en el tema de comercio internacional, dinamismo que empezó a caer con el exgobernador Reyes Baeza, señaló el analista.

Hoy, dijo, se desconoce la política de la Secretaría de Innovación y Desarrollo para atraer inversiones e impulsar la economía y se observan situaciones absurdas como el no contar con un director de Turismo o que el gobierno no ha sido capaz de renegociar rutas aéreas.

Lo anterior ha llevado a que Chihuahua sea rebasado por los estados del Bajío que registran el mayor desarrollo económico no sólo en el escenario nacional, sino en América Latina.

“El desarrollo de estos estados es impresionante, pues registran un importante flujo de inversión, han desarrollado puertos fiscales, rutas aéreas y turismo”, dijo Argüello Portillo.

En contraste, dijo, Chihuahua ha desaprovechó el haber sido el estado número uno en instalación de empresas manufactureras y desarrollo en el país para crear proveedores locales y tecnología, que se proyectaba cuando inició el establecimiento de la industria manufacturera en la entidad y continúa su dependencia del intercambio comercial con Estados Unidos.

“Hoy somos un estado fuera de competencia en el ámbito nacional”, lamentó el analista.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), coloca a los estados de Aguascalientes y Querétero entre los primeros sitios en el Indice de Competitividad Estatal que evalúa indicadores como sistema de derecho confiable y objetivo; manejo sustentable del medio ambiente; sociedad incluyente, preparada y sana; sistema político estable; gobiernos eficientes, y mercados de factores.

FUENTE: OMNIA