Actividad industrial registra el inicio de año más débil desde 2009

62

El sector de minería y las actividades vinculadas a la generación y distribución de agua, gas y energía eléctrica registraron retrocesos en el porcentaje anual; sin embargo, la industria manufacturera presentó aceleraciones.

La actividad industrial reportó en enero de 2019 una contracción de 1.12 por ciento a tasa anual con base en cifras ajustadas por estacionalidad, lo que representó el inicio de año más débil para las actividades productivas del país desde 2009, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En cifras originales, la producción industrial mexicana descendió 0.9 por ciento a tasa anual, por lo que se ubicó por debajo del pronóstico estimado por analistas consultados por Bloomberg, que anticipaban una caída de 2 por ciento anual.

De manera desagregada y con cifras ajustadas por efecto calendario, la actividad industrial acumuló su tercer mes consecutivo en terreno negativo, derivado principalmente del desempeño negativo de la minería, que disminuyó 10.5 por ciento anual, su caída más alta en 16 meses.

El principal problema que ha mostrado la minería son las actividades relacionadas con la extracción de petróleo y gas, ya que durante el inicio del año presentaron una contracción de 15.03 por ciento en comparación de hace un año.

A su vez, las ‘utilities’, que son aquellas actividades vinculadas a la generación, transmisión y distribución de agua, gas y energía eléctrica cayeron en terreno negativo durante enero, al registrar un retroceso de 1.41 por ciento anual, su segunda caída al hilo.

Las industrias manufactureras ‘pisaron el acelerador’ durante el primer mes del año, al mostrar un repunte de 1.28 por ciento anual en comparación de 0.49 por ciento mostrado durante el mes previo.

De acuerdo con datos del Inegi, 12 de las 21 industrias manufactureras del país reportaron saldos positivos.

La expansión industrial estuvo liderada por la fabricación de maquinaria y equipo (6.34 por ciento) y por la producción de equipo de transporte (4.24 por ciento), mientras que del ‘otro lado de la moneda’ se ubicaron las industrias que fabrican productos derivados del petróleo y del carbón (-18.16 por ciento) y las especializadas en impresión e industrias conexas (-8.41 por ciento).

Por otra parte, la construcción salió de un ‘bache’ de dos meses consecutivos de caídas, al reflejar un repunte de 0.59 por ciento anual durante enero.

Este ascenso se explicó por la mejoría observada en la edificación y en la construcción de obras de ingeniería civil, ya que mostraron crecimientos de 2.92 y 1.95 por ciento, respectivamente.

FUENTE: EL FINANCIERO