Acuerdo de suspensión en tomate ahorra 2 mil mdd a productores mexicanos , pero…

82

Los productores nacionales tienen hasta el 7 de mayo para tratar de alcanzar un nuevo acuerdo con el gobierno estadounidense o renovar el acuerdo vigente.

El acuerdo de suspensión entre México y Estados Unidos, que elimina una investigación antidumping y establece un nuevo precio de referencia, le ha ahorrado a los productores mexicanos más de 2 mil 63 millones de dólares.

Dicho ahorro se da gracias a que el tomate mexicano puede entrar libre de arancel a suelo americano desde el 2013. Sin embargo, a los estadounidenses no les agradó mucho la idea, pues en repetidas ocasiones han externado su interés en salirse del acuerdo.

Entre el 2013 y el 2018, México exportó más de 11.7 mil millones de dólares de tomates a Estados Unidos. Antes del 2013, las exportaciones nacionales de tomate tenían que pagar 17.6 por ciento de gravamen para entrar al mercado americano.

Los productores nacionales tienen hasta el 7 de mayo para tratar de alcanzar un nuevo acuerdo con el gobierno estadounidense, o bien, renovar el acuerdo que aún está vigente.

Para Kenneth Smith, jefe negociador técnico del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las estrategias de negociación que está emprendiendo Estados Unidos en materia de tomate son “rudas” y parecidas a las que se emprendieron en la negociación del TLCAN.

Vimos ese tipo de amenazas en el TLCAN muy seguido a lo largo de la negociación, y están jugando con las mismas reglas del juego, jugar rudo, tratar de imponer condiciones.

” Esperemos que la negociación llegue a buen curso, al final de cuentas EU no se da abasto para el consumo de tomate, tomate de calidad, sobre todo, con toda su producción nacional, es decir, requiere de tomate mexicano”, dijo Smith en entrevista.

En febrero del 2012, los productores de tomate mexicanos firmaron un acuerdo de suspensión, en donde se establecía un nuevo precio de referencia para la comercialización de ese producto en Estados Unidos y la suspensión de la investigación antidumping .

FUENTE: EL FINANCIERO