Armadoras viven su mejor mes en el año

67

El salto en la demanda de EU y Alemania permitió a la industria expandir producción y exportaciones al mismo tiempo, lo que no ocurría desde hacía 18 meses.

Gracias a la demanda de Estados Unidos y Alemania, la producción y exportación automotriz en México aceleró en octubre pasado, al incrementarse 8.8% y 8.2%, respectivamente, segunda alza después de la reactivación económica, lo cual colocó a nuestro país en el principal exportador de autos al mercado estadounidense, informó la industria automotriz.

Desde abril del 2019 la industria no reportaba un alza simultánea de producción y exportaciones. En dicho mes, ambos indicadores crecieron 2.1% y 5%, respectivamente.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), la industria automotriz produjo 347,829 vehículos en octubre, 8.8% más respecto de lo registrado en igual periodo del año pasado, que marca la primera alza para mismo mes desde hace tres años.

Esto se debió a que la mayor ensambladora en México, General Motors aumentó 45.2% su manufactura, al igual que Mercedes Benz comenzó a reportar producción y mostró un alza de 41.1%, mientras que BMW creció 24.2 por ciento.

Por su parte, las exportaciones también mejoraron respecto del comportamiento que mantenían en los meses previos, con lo cual logró crecer 8.2% en octubre contra el mismo periodo del 2019, con el envío de 280,474 unidades.

México exportó 22,938 vehículos a Estados Unidos durante octubre pasado, que representó incremento de 12.6% comparado con igual mes del 2019, cuando envió 198,060 unidades, con ello se colocó como el principal exportador en dicho mercado al presentar aumento de 0.9% en la comercialización de automóviles.

En contraste, los envíos de autos ensamblados en Alemania y en Japón a Estados Unidos presentaron caídas de 8% y 4.4%, respectivamente; en tanto que Corea, apenas creció 0.6%, en un mercado que vendió 1 millón 345,401 unidades durante octubre.

Fausto Cuevas, director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), explicó que las armadoras de vehículos ya operan a un 85.9% de la capacidad de planta utilizada para el mes de octubre, contra el 83% del promedio del 2019, incentivada por la demanda de autos de Estados Unidos.

Al respecto, el presidente de la Industria nacional de Autopartes (INA), Óscar Albín, destacó que la recuperación de la industria se observó principalmente por la capacidad de compra del consumidor estadounidense, debido a que las marcas automotrices están dando incentivos en la adquisición de autos, respaldado por el plan de apoyos crediticios del gobierno estadounidense a la economía interna.

En el acumulado de enero a octubre, la producción de vehículos mantiene la caída de 25.03% y la exportación de 26.34%, respectivamente, derivado de los cierres de parte de marzo, abril y mayo, cuando se paralizó la economía por la pandemia del Covid-19.

El pronóstico de la AMIA para el cierre del año es que la manufactura de vehículos ligeros baje entre 23.6% y 28%, y en el caso de la exportación caiga de 23.8% y 27.8%, con la recuperación total en los próximos tres años y llegar a los niveles previos a la pandemia.

Ante el triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Fausto Cuevas dijo que se trata de una noticia positiva, pero habrá que esperar a definir la postura del nuevo mandatario con la industria automotriz

“Es muy pronto para poder tomar una visión de lo que puede afectar en caso de que haya un cambio en la presidencia de Estados Unidos. Vamos a esperar a la mejor a la próxima conferencia de prensa a ver si hay un cambio y ver si ya se pronunció en políticas de transporte de medio ambiente que pudieran venir a afectar o modificar la tendencia actual”, abundó Óscar Albín.

FUENTE: EL ECONOMISTA