Autos, el factor decisivo para acuerdo Canadá-EU

298

Un apartado que busca gravar las importaciones de autos a EU, es una de las piedras en el zapato de la negociación del TLCAN, aseguró el sindicato del sector privado más extenso de Canadá.

La investigación bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión Comercial de Estados Unidos, que busca gravar las importaciones de autos a ese país, es una de laspiedras en el zapato de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aseguró Jerry Dias, presidente de Unifor, el sindicato del sector privado más extenso de Canadá.

“¿Por qué Canadá firmaría un acuerdo comercial con Estados Unidos para que después el presidente Donald Trump imponga aranceles de 25 por ciento a los automóviles? Eso es un factor decisivo para nosotros”, dijo ayer.

Asimismo, los presidentes de la US Chamber of Commerce, Thomas Donohue; de la Business Roundtable, Joshua Bolten; y de la National Association of Manufacturers, Jay Timmons, instaron al representante comercial de EU, Lighthizer, a concluir un acuerdo que incluya de manera paralela una exención a cualquier tipo de tarifas para los países del TLCAN.

“Dado que la imposición de nuevas tarifas automotrices en el comercio con Canadá y México dañaría a las familias estadounidenses y causaría la pérdida de empleos y mayores costos para las empresas, instamos a que cualquier nuevo acuerdo excluya aranceles nuevos y más altos en Norteamérica”, suscribieron en una misiva.

Para que México pudiera llegar a un acuerdo en las negociaciones, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, negoció una carta paralela que prevenía que, en caso que entraran en vigor los gravámenes de la Sección 232 en autos, se impusieran a un cupo.

En las mesas de negociación en EU, se sigue trabajando con miras a materializar un acuerdo, indicó la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

“Discutimos algunos problemas difíciles hoy (ayer), la atmósfera sigue siendo constructiva y continuamos trabajando duro para alcanzar un acuerdo, lo que siempre ha sido el objetivo de Canadá”, apuntó al salir de las oficinas de la Representación Comercial de EU.

Las jornadas laborales de los oficiales encargados de las negociaciones, aseguró, son exhaustivas, y el contacto con Lighthizer, permanente. “Estamos en una fase de negociación continua, los oficiales están en constante contacto, no sería una exageración decir que trabajan 24/7 y estoy en constante contacto por teléfono, por correo, con el embajador Lighthizer, y nuestro trabajo continúa”, indicó.

FUENTE: EL FINANCIERO