El comercio, de nuevo, impulsa la economía mexicana

171

El comercio entre México y los Estados Unidos vuelve a romper un techo que dejará huella en la historia. Las fructíferas relaciones entre ambos países llevaron el volumen de comercio entre las dos economías durante el mes de marzo a un nuevo máximo histórico en solo un mes.

Como sabemos, la relación comercial entre México y Estados Unidos, ya desde hace muchos años, ha sido muy beneficiosa para ambas economías. Desde que se alcanzaron acuerdos como el extinguido TLCAN, renovado como T-MEC, las relaciones comerciales entre ambos países no han dejado de crecer con el paso del tiempo; experimentando un incremento muy sustancial en estos años pasados. En este contexto, la guerra comercial que mantenían Estados Unidos y China situaba a México, como una consecuencia indirecta, en el primer puesto entre los socios comerciales del país norteamericano.

Hoy en día, el comercio exterior representa para México, aproximadamente, el 80% de su producto interior bruto (PIB). En el pasado ejercicio, solamente las exportaciones que realizaba el país soportaban el 40% del PIB mexicano; unos datos que nos permiten ver el gran potencial que presenta dicho sector, así como la contribución al crecimiento económico del país, siendo un claro motor económico. Por esta razón, si observamos la tendencia que sigue la participación del país azteca en los mercados internacionales, se puede observar que esta no ha dejado incrementarse con el paso del tiempo, tal y como refleja su peso en la economía. En este contexto, siendo el peso del sector exterior en el PIB mexicano en el año 1970 del 17%.

Pero esto que comentamos ahora, es conveniente resaltar que no habría sido posible sin ese acuerdo que mencionábamos al inicio. Puesto que, únicamente observando los datos, podemos ver como, mientras que, en 1994, cuando México firma el TLCAN, el comercio representaba el 30% del PIB, dos años después, en 1996, el peso de este era del 50% del PIB.

Y es que, si nos remontamos al año 1994, con la entrada en vigor del TLCAN, el comercio entre México, Canadá y Estados Unidos creció de manera considerable, rompiendo records año tras año. Tanto es así que, desde el año 1994 hasta el cierre del 2018, el volumen de comercialización entre México y EEEUU pasó de 82 mil millones de dólares a 612 mil mdd, un aumento del 651%, mientras que, si observamos los intercambios entre México y Canadá, estos se incrementaron un 808% durante el mismo periodo. Tal es el volumen de mercancías que se intercambian hoy en día, que ni en tiempos de pandemia pudo paralizarse. En este sentido, hablamos de que, durante la pandemia, las exportaciones vivieron una caída del 15.7%, siendo esta bastante más leve que la que vimos en 2008, año en el que estas se redujeron en 26.7% en la tasa anual.

De las exportaciones que realiza México hoy en día, las destinadas a los Estados Unidos, compradas por estos, soportan el 31,2% del PIB del país. Teniendo en cuenta que el peso de las exportaciones totales en el PIB es del 39%, que Estados Unidos soporte el 31% refleja la importancia de este acuerdo, y la relación que tiene México con su país vecino. Por esta razón, el país registraba no hace mucho tiempo un superávit histórico, de 68 mil 420 millones de dólares. Una relación que crece año tras año, y que, también en momentos de pandemia, y tras la reacción de los Estados Unidos en lo que respecta a la respuesta fiscal ofrecida por Biden, ha llevado al Fondo Monetario Internacional (FMI) a mejorar las perspectivas del país azteca, tras la mejora de la de los Estados Unidos.

Como vemos, y con los datos en la mano, se podrán criticar aspectos del acuerdo, se pueden mejorar clausulas, se pueden garantizar unos mínimos, pero ello no quita que el acuerdo sea un auténtico balón de oxígeno para la economía mexicana. Pues lo que comenzó siendo una catástrofe para la globalización, con el inicio de la guerra comercial entre las dos potencias, acabó convirtiendo a México en el principal socio comercial de la primera economía del mundo. Y eso le ha llevado, como hemos visto, a incrementar la participación en los mercados de México, a crecer económicamente, e incluso a combatir mejor la crisis originada por la expansión del Covid-19.

Por esta misma razón, el pasado mes de marzo, el comercio entre México y los Estados Unidos marcó un nuevo record histórico, en un momento en el que la economía se enfrenta a una de las mayores crisis económicas de nuestra historia reciente. El comercio total entre México y Estados Unidos, expresado como la suma de exportaciones e importaciones, ascendió a 56 mil 908 millones de dólares en el mes de marzo. En este sentido, hablamos de que el comercio entre ambos países alcanzó el pasado mes, su mayor nivel en la historia para un solo mes, tal y como muestran los datos que ofrece la Oficina del Censo estadounidense. Otro record que se suma a una larga lista que ambos países, vecinos y amigos, llevan configurando desde hace mucho tiempo.

En definitiva, los datos no mienten. Podemos estar de acuerdo o no, pero como me gusta decir, apostar por el comercio fue, y es, una de las mejores apuestas que México pudo hacer.

FUENTE: FORBES MÉXICO