Crece déficit de exportaciones de México a América Latina

35

Ciudad de México. Pese a ser el principal país exportador de América Latina ya que concentra 42 por ciento del total de ventas foráneas de la región, México triplicó en esta década su déficit en la balanza comercial como porcentaje del producto interno bruto (PIB) al pasar de 0.5 por ciento en 2010 a 1.7 por ciento en 2016, aseveró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Por ello, sostuvo que es urgente diversificar las exportaciones nacionales, en cuanto a productos y destinos, y reducir la dependencia al respecto con Estados Unidos, para lo cual planteó 8 propuestas.

Debe incrementarse, indicó, el contenido nacional de los productos que se venden al extranjero, con políticas públicas que no deben postergarse y la colaboración conjunta del sector publico y privado.

Criticó que “una debilidad clara de la oferta exportadora de México es su bajo nivel de integración nacional. En algunos sectores el valor agregado mexicano se reduce a la mano de obra. A nivel nacional, debería de pasarse del 45 por ciento promedio actual a un 50 por ciento”, por lo que consideró que pequeñas y medianas empresas deben convertirse en proveedoras de las grandes exportadoras pero hacen falta opciones de desarrollo de calidad y fortalecimiento financiero.

El sindicato patronal tambíén propuso que debe proporcionarse certidumbre a la inversión exportadora, fortalecer los grupos industriales, dar financiamiento estratégico al comercio exterior y reforzar la infraestructura logística,. También señaló que tiene que establecerse una alianza subnacional y desarrollo de vocaciones regionales además de que el gobierno mexicano debe mantener presencia e incidir en organismos multilaterales que rigen el comercio, la economía y el desarrollo a nivel mundial.

Mencionó que se debe fortalecer la promoción internacional especializada de la oferta exportadora del país, lo cual tras la desaparición de ProMéxico se pretende realizar con personal de las embajadas pero aseveró que se requiere “apoyo profesional técnicamente calificado, experimentado y enfocado plenamente en las tareas del prospectación, promoción focalizada y cierre de negocios”.

México, remarcó debe mantener su participación en grandes ferias, eventos y circuitos internacionales de comercio e inversión ya que actualmente se han cancelado su participación en 15 ferias internacionales.

Si bien reconoció que el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) dará continuidad a la fortaleza e integración comercial de América del Norte, con la cual se han duplicado las exportaciones mexicanas como porcentaje del PIB, eso “no debe ser razón para ignorar otras oportunidades”. Menos aún cuando México es uno de los países más abiertos del mundo y cuenta con 11 tratados con 46 países que involucran un mercado de mil 200 millones de personas.

El sindicato patronal destacó que actualmente 88 por ciento de las exportaciones son del sector manufacturero contra el 70 por ciento que concentraban los productos petroleros en la década de los 80 y que México incrementó u participación en las cadenas globales de valor en un 6.3 por ciento, superior al de Brasil o Perú e igual al de Corea del Sur.

Debe incrementarse, indicó, el contenido nacional de los productos que se venden al extranjero, con políticas públicas que no deben postergarse y la colaboración conjunta del sector publico y privado.

Criticó que “una debilidad clara de la oferta exportadora de México es su bajo nivel de integración nacional. En algunos sectores el valor agregado mexicano se reduce a la mano de obra. A nivel nacional, debería de pasarse del 45 por ciento promedio actual a un 50 por ciento”, por lo que consideró que pequeñas y medianas empresas deben convertirse en proveedoras de las grandes exportadoras pero hacen falta opciones de desarrollo de calidad y fortalecimiento financiero.

El sindicato patronal tambíén propuso que debe proporcionarse certidumbre a la inversión exportadora, fortalecer los grupos industriales, dar financiamiento estratégico al comercio exterior y reforzar la infraestructura logística,. También señaló que tiene que establecerse una alianza subnacional y desarrollo de vocaciones regionales además de que el gobierno mexicano debe mantener presencia e incidir en organismos multilaterales que rigen el comercio, la economía y el desarrollo a nivel mundial.

Mencionó que se debe fortalecer la promoción internacional especializada de la oferta exportadora del país, lo cual tras la desaparición de ProMéxico se pretende realizar con personal de las embajadas pero aseveró que se requiere “apoyo profesional técnicamente calificado, experimentado y enfocado plenamente en las tareas del prospectación, promoción focalizada y cierre de negocios”.

México, remarcó debe mantener su participación en grandes ferias, eventos y circuitos internacionales de comercio e inversión ya que actualmente se han cancelado su participación en 15 ferias internacionales.

Si bien reconoció que el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) dará continuidad a la fortaleza e integración comercial de América del Norte, con la cual se han duplicado las exportaciones mexicanas como porcentaje del PIB, eso “no debe ser razón para ignorar otras oportunidades”. Menos aún cuando México es uno de los países más abiertos del mundo y cuenta con 11 tratados con 46 países que involucran un mercado de mil 200 millones de personas.

El sindicato patronal destacó que actualmente 88 por ciento de las exportaciones son del sector manufacturero contra el 70 por ciento que concentraban los productos petroleros en la década de los 80 y que México incrementó u participación en las cadenas globales de valor en un 6.3 por ciento, superior al de Brasil o Perú e igual al de Corea del Sur.

FUENTE: LA JORNADA