Dirección de comercio exterior ya tiene cabeza en Secretaría de Economía

115

Tras casi 2 meses desde que la Dirección General de Facilitación de Comercio y de Comercio Exterior, de la Secretaría de Economía (SE), se mantuviera acéfala, ayer lunes se tuvo conocimiento de que Dora Rodríguez Romero ocupará su titularidad, en medio de un letargo administrativo de esta dependencia federal, sumado a las múltiples actualizaciones normativas recientes que se han presentado en materia de comercio exterior.

La funcionaria sustituye a Juan Díaz Mazadiego, quien a principios de diciembre de 2020 se separó de dicho cargo público, tras 15 años en él, aunque cabe recordar que el pasado 22 de octubre su nombre salió a relucir en la conferencia de prensa matutina del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, luego de que un reportero denunciara supuestas irregularidades en el manejo del programa IMMEX (enfocado a la industria maquiladora y manufacturera de exportación).

Durante aquella conferencia López Obrador indicó que se realizarían investigaciones al respecto -aunque aún no se tiene conocimiento del inicio de alguna de ellas-, y también refirió que un funcionario que permaneció 15 años en el puesto “durante el periodo de más corrupción en la historia de México (últimos 36 años tras su llegada al poder) no debe de seguir ahí”.

Por otro lado, y sin que mediara alguna comunicación oficial, Dora Rodríguez dio a conocer a través de Twitter su designación, a la vez que agradeció a la recién nombrada secretaria de Economía, Tatiana Clouthier.

En el último lustro Dora Rodríguez ha estado en diversas posiciones al interior de la Secretaría de Economía, como coordinadora de Asesores y como directora general de Planeación y Estrategias de Negociación, ambos puestos de la Subsecretaría de Comercio Exterior, de hecho, es una funcionaria muy cercana a la titular de esta última oficina, Luz María de la Mora, con quien incluso ha colaborado anteriormente en el sector privado en LMM Consulting, la consultoría que lideraba y que se especializa en temas de comercio exterior.

Sin embargo, Rodríguez Romero tiene una larga trayectoria en diversas posiciones dentro y fuera del país. Se ha desempeñado como subdirectora de planeación del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

Ha sido coordinadora de Comercio Exterior de la Universidad de la Empresa (UDE) en Montevideo, Uruguay. Representante Alterno de México ante la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), organismo en el que también fungió como Subsecretaria, Alto Funcionario Internacional y Jefe del Sector Negociaciones.

De 1978 a 1997 ocupó distintos cargos destacando Representante Alterno de México, Consejera Comercial de la Embajada de México en Uruguay y Encargada de los asuntos comerciales bilaterales México-Uruguay como Delegada del Instituto Mexicano de Comercio Exterior (IMCE).

Dora Rodríguez es economista por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con postgrado en Relaciones Económicas Internacionales en el Instituto Internacional de Administración Pública (ENA), de París, Francia.

Comunidad de comercio exterior exige apertura

La designación de Dora Rodríguez en la Dirección General de Facilitación de Comercio y de Comercio Exterior llega en momentos en que el sector privado exige una comunicación más clara y cercana, además de una mayor celeridad en los procesos administrativos.

“Para realizar un trámite de IMMEX calcula entre 4 a 6 semanas, pero esto se viene dando desde octubre pasado y es parte de los efectos del recorte de personal en Secretaría de Economía por la política de austeridad republicana”, dijo Roberto Osornio, director de Osornio y Asociados.

Así mismo, el también consejero del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior (IMECE) resaltó el hecho de que desde hace más de 3 años que no realizan reuniones del Comité de Operaciones Aduaneras (COPA), creado en 2013 con el objetivo de establecer comunicación entre el gobierno y el sector privado a efecto de atender las problemáticas generales que se presentan en la operación diaria de las aduanas, mediante la facilitación y simplificación de procedimientos, entre otros objetivos.

Aunque para Pedro Cabanal, socio de Comercio Exterior e Impuestos de Baker Tilly, firma de consultoría, observa como una buena decisión el que una persona con conocimientos técnicos y experiencia tanto en la iniciativa privada como en la pública se haga cargo de un área especializada, que está llamada a ser un eje de promoción del comercio, sobre todo con la reciente entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Un área de fomento y de control en épocas de austeridad y pandemia está obligada a ser eficiente a través de la automatización y de la tecnología. Va a tener que jugar un doble papel de facilitación sin perder el control, y ahí su relación con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), sus áreas aduaneras y de comercio exterior; y que no solo se fomente un comercio sencillo, sino que se pueda combatir las malas prácticas a quienes están haciendo cosas ilegales”, dijo.

En tanto, para Manuel Díaz, presidente de Supply Chain de México, ha sido una “buena elección que hace un balance positivo y conciliador necesario en la Secretaría de Economía. Es una señal de facilitación y de nuevos y mejores tiempos. Técnicamente quizá le falte, pero hay buenos asesores cerca”.

FUENTE: T21