Eliminar órganos autónomos viola el acuerdo comercial del T-MEC: expertos

47

De desaparecer los órganos autónomos los países miembros del tratado podrán demandar a México ante la OMC, aseguraron los expertos. 

En febrero se enviará al poder Legislativo la iniciativa para desaparecer los órganos autónomos como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), el Instituto Nacional de Transparencia (Inai) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), y que sus funciones pasen a las secretarías del Estado, ante eso negociadores del T-MEC coincidieron en que una modificación así, violaría capítulos del tratado y abriría la puerta, a que países se quejen ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por incumplimientos de México.

En entrevista con MILENIO el ex jefe de la negociación técnica para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), Kenneth Smith Ramos, señaló que la creación de órganos autónomos independientes es algo que se hace en todo el mundo, ya que estos pueden concentrarse en llevar a cabo regulaciones técnicamente sólidas, libres de interferencias políticas, y de los agentes económicos dominantes en un país.

“Es un tema delicado, sí se pueden traducir en sanciones comerciales porque estás sujeto a solución de controversias (forma de imponer una queja en el T-MEC), y es algo que puede afectar la posibilidad de que México, por un lado, aproveche las oportunidades del T-MEC y por otro, que mande una señal incorrecta en términos del riesgo país, de la conveniencia de invertir en México si no hay certeza jurídica a largo plazo en cualquier área”, aseveró.

Smith Ramos detalló que en particular con el IFT habrá un problema directo por el simple hecho de incorporarlo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ya que en el capítulo 18 se establecen las disciplinas sobre los organismos regulatorios de telecomunicaciones de los tres países y se delimita que estos organismo deben ser autónomos respecto al Poder Ejecutivo e independientes en sus decisiones.

“Por el simple hecho de no tener un regulador independiente e incorporarlo a la secretaría, se estaría en violación de este capítulo”.

Indicó que con la Cofece y el INAI, en el T-MEC está el capítulo de competencia que es muy específico y dicta la obligación de mantener a las autoridades responsables de la aplicación de la ley de esta área.

“Eso genera la duda y el cuestionamiento de los socios comerciales de si cambia la estructura, cómo van a desempeñar sus funciones (quienes queden a cargo en las secretarías), y si no son capaces estarán violando el T-MEC”.

El ex jefe negociador adjunto de la Secretaría de Economía, Salvador Behar, comentó a MILENIO que si en el capítulo de anticorrupción se demuestra que México no está cumpliendo con los principios de transparencia y el combate a actos ilícitos, EU puede hacer un reclamo internacional en contra de México.  

“En todos los sectores hay consecuencias dentro del T-MEC y de otros acuerdos internacionales. Las empresas y los gobiernos, pueden en algún momento reclamar la prevalencia de estos órganos autónomos”.

Smith Ramos comentó que también está la posibilidad de que una empresa de alguno de esos dos países pueda demandar al gobierno de México si siente que los cambios en la estructura que se lleve a cabo, afecta la viabilidad de sus inversiones pueden presentar un caso de inversionista-Estado.

Behar añadió que modificar la autonomía de los órganos independientes y colocarlos dentro de una secretaría federal, no sólo violaría el T-MEC sino también capítulos de los tratados Integral y Progresista para la Asociación Transpacífica y el del Libre Comercio con la Unión Europea, con los cuales podrían existir conflictos.

FUENTE: MILENIO