Empresas se blindan con su propia ‘pre-aduana’

889

Los constantes cambios en materia de comercio, certificaciones y modernización en el cruce de mercancías, han llevado a modificar los departamentos de aduana en la industria maquiladora, creando en algunos casos subespecialidades, lo que se traduce en más costos para las empresas.

José Castañón Sandoval, vicepresidente de Comercio Exterior en Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) resume la importancia de dicha área como “una primera aduana”, que se encarga del despacho previo antes de llegar a la dependencia gubernamental.

“Dentro de las empresas es una mini aduana que se encarga de que todo funcione bien, para evitar dolores de cabeza”, refirió.

Por esta sección, detalló que por tal departamento pasan las regulaciones arancelarias, controles de inventario, normas de seguridad y todo lo involucrado en la cadena de logística.

Señaló que una buena parte de la legislación y los controles aduaneros han sido modificados, cambiando así la forma de reclutar al personal de aduanas y el perfil de quienes ocupan los puestos.

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía y el Servicio de Administración Tributario (SAT) agentes aduanales y representantes del sector maquilador las variaciones más destacables son la Certificación en materia de Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS),

También la inclusión de una nueva figura llamada Operador Económico Autorizado (OEA).

La certificación IVA-IEPS entró en vigor desde enero de 2015, la cual consiste en un crédito fiscal otorgado por el SAT a las compañías manufactureras que realicen importaciones temporales.

Los lineamientos indican que el control de las mercancías que entran y salen del país bajo este esquema recae en el Anexo 31 de las Reglas Generales de Comercio Exterior.

Castañón Sandoval indicó que la operación del Anexo 31 obliga a las maquilas a buscar especialistas en la norma y en manejo de software, pues toda la información referente a las importaciones temporales se carga de manera electrónica.

La importancia de dominar los requerimientos de la certificación y el apartado citado, insiste José Castañón, recae en que un mal cálculo puede tener graves consecuencias para la maquila, que puede llegar incluso a la cancelación del programa.

En el caso de OEA se trata de un programa dirigido a fortalecer la seguridad de la cadena logística, mediante la implementación de estándares reconocidos a nivel internacional.

El vicepresidente de Comercio Exterior de Canacintra recordó que hace diez años para ocupar un puesto en la sección de aduana de una maquiladora basta con conocer la ley aduanera.

Hoy en día además de eso es necesario estar al tanto de las nuevas reglas, capacitarse en ellas y dominarlas para su correcta implementación.

El número de personas dentro del departamento también ha variado. Anteriormente con un máximo de diez personas entre clasificadores, documentadores, auxiliares y gerentes podía darse el despacho previo.

Ahora, al menos 20 personas son necesarias. La novedad vista desde hace algunos meses, citó el también desarrollador de negocios de grupo Palco es la creación de subespecialidades dentro de la división de Aduana.

En la actualidad para llevar un buen monitoreo de cada uno de los filtros de la autoridad es necesario contar con un analista de Anexo 31, encargado de Certificación IVA-IEPS y control de mercancías a retornar y el responsable de los programas informáticos. Estos nuevos cargos aunados a los tradicionales.

“Se ha puesto más énfasis en quienes están como responsables del requerimiento. Muchas de las posiciones que vemos hoy en día antes no existían”, precisó el experto.

Los perfiles de los trabajadores están enfocados ahora a personas comprometidas con el cumplimiento.

Esto debido a que la autoridad tributaria tiene tiempos establecidos para los envíos de descargo, proceso mediante el cual se informa de los materiales importados temporalmente que salen del país ya transformados.

Si los informes no se hacen en el lapso correcto las consecuencias pueden ir desde pagar por los impuestos de la importación hasta perder la certificación y con ello sus beneficios.

María Teresa Delgado Zárate, presidenta de Asociación de Maquiladoras (AMAC-Index Juárez) mencionó que el contratar personal más especializado para las áreas de aduana es parte de la mejora continua del gremio.

Sin embargo, ello implica también erogar más recursos por tener a los mejores.

Estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestran que por el pago de servicios profesionales, donde se incluye trámites aduanales, las empresas IMMEX invirtieron en 2016 mil 648 millones 241 mil pesos, un 21 por ciento más que en 2015.

Según el histórico el incremento comienza a notarse desde 2012 y en años anteriores el gasto rondada entre los 947 millones y 970 millones de pesos anuales.

De enero a diciembre de 2012 la erogación fue de mil 094 millones 446 mil pesos.

En 2015 cuando entró vigor la certificación para exentar IVA-IEPS de importaciones temporales se observó la mayor alza de estos costos.

La inversión fue de mil 421 millones 272 mil pesos por pago de servicios profesionales, un 26 por ciento más que en 2014. Las variaciones anteriores no rebasaban el 13 por ciento.

En enero de 2017 la cifra alcanzó los 129 millones 427 mil pesos, un 5 por ciento más que el mismo mes del año pasado.

María Teresa Delgado comentó que dentro de la especialización está en puerta el proyecto de Aduana Automatizada, que arrancará aquí su plan piloto a mediados de año.

Información de la administración general de Aduanas detalla que el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA) proyecta cruces 100 por ciento sin humanos y papel.

Representantes y actores del comercio exterior refirieron que la capacitación debe ser permanente. Con ello también el requerimiento de elementos mejor preparados, lo que ha generado que los puestos sean cada vez mejor pagados.

Fuente: Diario