Este país rechazó estar en el TLC más grande… del mundo

92

India, la nación liderada por Narendra Modi, decidió no firmar el famoso RCEP porque desea proteger a los agricultores y negocios locales.

India está eludiendo uno de los acuerdos de libre comercio más grandes del mundo , diciendo que quiere proteger a sus agricultores y a sus negocios locales. Esa decisión lo pone en riesgo de dañar la ya afectada economía del país.

El primer ministro indio, Narendra Modi, decidió no firmar la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) en una cumbre en Bangkok, Tailandia, el lunes, un pacto comercial propuesto que involucra a 16 países de la región de Asia-Pacífico.

“India tenía cuestiones importantes de interés fundamental que seguían sin resolverse”, dijo a periodistas Vijay Thakur Singh, un alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de India, el lunes por la noche. Modi estaba preocupado por la “equidad y el equilibrio del acuerdo” y por el “impacto que tendría en las vidas y los medios de vida de todos los indios, especialmente los sectores vulnerables de la sociedad”, agregó Singh.

A India le preocupaba que su mercado pudiera verse inundado de productos chinos, así como por productos agrícolas y lácteos de países como Australia y Nueva Zelanda. Grupos comerciales locales, así como el principal partido de oposición de India, habían instado al gobierno a no firmar el RCEP.

Modi ha caminado por la cuerda floja en lo que respecta a la economía india, tratando de lograr un equilibrio entre promocionar a las empresas locales y atraer más inversión extranjera.

“Creo que son las consecuencias en el lado doméstico las que han motivado esta decisión”, dijo Rajat Kathuria, director del Indian Council for Research on International Economic Relations.

Kathuria dijo que, si bien algunas de las preocupaciones de India son “legítimas”, la competencia extranjera habría fortalecido a la industria india en un momento en que el crecimiento económico del país se ha desplomado a su nivel más bajo en seis años.

Los otros 15 países, incluidos China, Japón, Australia, Tailandia y Vietnam, dijeron en una declaración conjunta que seguirán adelante y firmarán el acuerdo el próximo año, y que mientras tanto “trabajarán juntos para resolver las cuestiones pendientes [con India]”.

Algunos expertos temen que India se esté perdiendo la oportunidad de unirse a una importante zona comercial que formará una parte clave de las cadenas mundiales de suministro manufacturero.

“En última instancia, India sufrirá costos geopolíticos y económicos significativos si decide mantenerse fuera del RCEP, comprometiendo su influencia estratégica en Asia y su capacidad de participar en las cadenas de suministro regionales”, escribieron analistas del Eurasia Group en una nota de investigación.

Si bien la puerta para que India se una al acuerdo sigue abierta, podría ser más difícil obtener el acuerdo que desea, que incluye retener algunos aranceles sobre las importaciones a India y obtener un mejor acceso a las industrias de servicios en otros países del RCEP. Y el daño podría estar ya hecho.

“Simplemente estás reforzando la percepción a menudo sostenida de que India es un país difícil para hacer negocios”, dijo Kathuria. “Unirse en una etapa posterior significaría que tendríamos que dar más concesiones”, agregó.

“India ahora intentará mitigar el daño causado a sus relaciones con [los otros países], así como el mensaje negativo que envía a las empresas e inversores internacionales”, escribieron los analistas del Eurasia Group. “Pero las jugarretas en Tailandia, después de años de negociaciones, no llenarán a otros países de entusiasmo por discutir acuerdos comerciales con India”.

FUENTE: EXPANSIÓN