Ford espera visto bueno para reiniciar producción

61

Entregó sus protocolos de salubridad para retomar actividad en sus plantas en México.

Ford entregó al gobierno federal todos sus protocolos de sanidad en producción, administración y venta de autos en México, por lo que sólo espera el visto bueno de la autoridad para comenzar a ensamblar vehículos en el país.

Lucien Pinto, director de marketing y ventas de la empresa en el país, señaló que tan pronto logren aprobar todos los requerimientos del gobierno federal, comenzarán de inmediato la producción.

“Nosotros comenzamos a trabajar protocolos durante abril, se comenzó a desarrollar por mercado las instrucciones de sanidad para regresar al trabajo, eso se vino haciendo de forma remota”, destacó el directivo en entrevista con El Financiero.

En México, Ford tiene plantas de Estampado y Ensamble en Hermosillo y Cuautitlán, además produce motores en su planta de Chihuahua y transmisiones en Irapuato.

En el país Ford produce los vehículos: Fusion y Lincoln MKZ, así como las versiones híbridas y conectables de estos últimos dos y la empresa cuenta con 10 mil 197 empleados en México.

Pinto afirmó que realizaron todo el proceso de registro ante la autoridad federal y sólo esperan la retroalimentación del gobierno, “vamos a regresar también con todos nuestros proveedores”.

Sobre el mercado interno automotriz, señaló que también elaboraron con los distribuidores el esquema para laborar en las agencias con sana distancia, además de que estará sujeta la apertura de cada concesionario al sistema de “semáforo” que instaló el gobierno.

“En México vamos a cumplir 95 años y tenemos el respaldo de vivir muchas crisis en estos años y cada uno representó un reto, y este año no será la excepción. Esto pone nuevos retos como es la venta online”, destacó. Ford de México inició operaciones en 1925.

Estimó que la demanda nacional disminuirá 45 por ciento en 2020, por lo que trabajarán en nuevos esquemas de venta, así como la recalendarización de los lanzamientos este año para poder aprovechar las oportunidades que tengan.

“El tema de la devaluación también afectará de manera importante la industria (…) Gran parte de las ventas de Ford son autos importados”, dijo el directivo.

El pasado 7 de mayo, Ford anunció en Estados Unidos el reinicio gradual para sus operaciones a partir del 18 de mayo, lo que incluía la reactivación de la producción de vehículos y el regreso de la primera ola de empleados que no pueden realizar su trabajo de forma remota con protocolos de seguridad.

FUENTE: EL FINANCIERO