Gobierno de AMLO ve en CPTPP un activo para diversificar comercio

36

La entrada en vigor del Tratado de Integración Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT o CPTPP, por su sigla en inglés) está en línea con la estrategia de diversificación, inclusión e innovación que desarrolla el gobierno de México desde el 1 de diciembre del 2018, afirmó la Secretaría de Economía del nuevo gobierno federal del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El acuerdo entró en vigor este domingo para seis de sus 11 integrantes: Australia, Canadá, Japón, México, Nueva Zelanda y Singapur.

Para el caso de Vietnam, éste entrará en vigor el 15 de enero del 2019. Brunei, Chile, Perú y Malasia se integrarán una vez que concluyan sus procesos jurídicos internos y notifiquen de ello a Nueva Zelanda como depositario del acuerdo.

El TIPAT amplía a 13 la red de Tratado de Libre Comercio (TLC) de México con 49 países (51, una vez que Brunei y Malasia implementen el acuerdo).

El tratado “crea las condiciones para permitir incrementar el comercio y las inversiones en ambas vías con nuevos socios en Asia-Pacífico, la región que muestra las tasas más dinámicas de crecimiento en el mundo”, dijo la Secretaría de Economía en un comunicado de prensa.

Según sus integrantes, el nombre del CPTPP incluye el término “progresivo” porque va más allá de reducir los costos para las empresas, al comprender compromisos para salvaguardar altos estándares laborales y ambientales en la región de Asia-Pacífico.

Las economías incluidas en el CPTPP representan 13.5% del PIB mundial, con un valor total de 10 billones de dólares.

El CPTPP abarca muchos de los elementos que se negociaron como parte del Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP), pero con algunas diferencias significativas. El 23 de enero del 2018, las negociaciones concluyeron y los participantes acordaron suspender 22 artículos del acuerdo original.

Esto significa que ciertos resultados que preocuparon a los integrantes la primera vez en las áreas de inversión, propiedad intelectual y salud no se aplicarán en el TPP 11, todos de gran interés para Estados Unidos.

“El acuerdo tiene reglas que buscan hacer el comercio internacional más inclusivo, para que éste sea una herramienta que beneficie de manera más evidente a los ciudadanos. En ese sentido, el TIPAT incluye disposiciones relativas a cooperación, pequeñas y medianas empresas (pymes) y reglas anticorrupción”, dijo la Secretaría de Economía.

“En lo que se refiere a innovación, el acuerdo incluye reglas avanzadas del comercio global que hoy está caracterizado por el comercio intraindustria e intrafirma. Este tipo de reglas llevarán a México a contar con reglas con los más altos estándares lo que redundará en una mejor calidad de la plataforma productiva y exportadora en México”, añadió.

Para cualquier signatario del CPTPP para el que el tratado no haya entrado en vigor, este último lo hará a los 60 días siguientes a la fecha en la que ese signatario haya notificado por escrito al depositario (Nueva Zelanda) la conclusión de sus procedimientos legales aplicables.

Hasta ahora, seis economías han solicitado informalmente sumarse al CPTPP: Indonesia, Corea del Sur, Filipinas, Taiwán, Tailandia y el Reino Unido. Además, Colombia es el único país que ha solicitado de manera formal su ingreso al CPTPP, también llamado TPP 11.

El acuerdo comercial, cuya negociación inició en el 2008, incluye 30 capítulos, con disciplinas tradicionales como: comercio de bienes, reglas de origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, servicios, inversión, entre otros, así como temas de siguiente generación como: disciplinas para empresas propiedad del Estado, comercio y trabajo, comercio y medio ambiente, propiedad intelectual, coherencia regulatoria, tratamiento a Pymes, y comercio electrónico.

 

FUENTE: EL ECONOMISTA