La Cámara de Comercio Internacional pide a México salvar a Pymes

153

El organismo asegura que estas empresas deben ser el objetivo inmediato de todos los esfuerzos de estímulo.

La Cámara de Comercio Internacional (ICC) en México pidió al gobierno salvar a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), al ser las que mayor impacto en lo económico y social enfrentarán ante la epidemia, de lo contrario significará su quiebra con la consecuente pérdida masiva de empleos.

María Fernanda Garza Merodio, presidenta de la ICC en México, explicó que las Mipymes deben ser el objetivo inmediato de todos los esfuerzos de estímulo, además de que se debe asegurar que el dinero fluya rápidamente hacia la economía real y, en particular, a los más vulnerables.

La vocera hizo especial énfasis en que estas empresas “son el riel fundamental por el que corre la economía real de nuestro país, al aportar alrededor de 68% de los empleos formales y 52% del Producto Interno Bruto (PIB)”, según los datos mas recientes de la productividad dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por ello propuso la aplicación de apoyos directos e inmediatos a las pequeñas empresas para garantizar su continuidad y también a los trabajadores, sobre todo a los más vulnerables.

Lee: La evolución del coronavirus en México y en el mundo

Además, propone garantizar que la ayuda llegue rápidamente a las Mipymes y a sus trabajadores, adaptar los programas sociales existentes dirigidos por el gobierno, al tiempo de garantizar el libre comercio y la circulación acelerada de bienes esenciales a través de las fronteras. Se requiere también establecer canales formales e informales de diálogo entre el gobierno, los empleadores, los trabajadores y las comunidades, aseguró.

La ICC advirtió que se requieren medidas urgentes a corto plazo, de estímulo y salvaguarda centradas en el mantenimiento del empleo y la actividad en la economía real, incluyendo el conceder préstamos puente sin interés o con bajo interés.

Asimismo, financiamiento comercial, préstamos de capital circulante con plazos flexibles y diferidos, desgravaciones fiscales, desgravaciones por pago de préstamos, desgravaciones por alquiler y arrendamiento, subvenciones y salarios a las micro y pequeñas empresas a fin de mantener a sus trabajadores en nómina.

Finalmente, indicó que se requiere especial atención en la protección de los trabajadores de esos pequeños negocios, porque de lo contrario se corre el riesgo de agravar la propagación del coronavirus, debilitando las cadenas de suministro y, a su vez, ejerciendo más presión sobre la economía mundial, lo que podría provocar disturbios sociales y políticos.

FUENTE: EXPANSIÓN