Las armadoras aprietan el paso y ensamblan 22,000 autos en última semana de mayo

173

Pese a que se esperaba que durante mayo la producción fuera nula, debido a que no estaba claro si las plantas podrían reactivar operaciones, nueve fabricantes reabrieron sus plantas a finales de mayo.

Durante la última semana de mayo, la mayoría de los fabricantes de vehículos reactivaron sus plantas y ensamblaron 22,119 unidades. Únicamente Volkswagen y Audi, que no pudieron reactivar sus plantas debido a un decreto estatal, no ensamblaron un solo vehículo durante el quinto mes del año, según el reporte mensual de Inegi publicado este viernes.

“La reapertura de las plantas ha significado una renegociación constante entre las empresas y el gobierno. Primero para que se incluyera al sector en la lista de actividades esenciales y luego para que se les permitiera a las plantas abrir conforme concluyeran su autoevaluación. Pero finalmente se lograron ambos objetivos”, dijo en una videoconferencia el miércoles Eduardo Solís, miembro del consejo directivo de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y consultor independiente en comercio exterior, inversión y manufactura.

Los fabricantes podían tomarse hasta 15 días, del 18 de mayo al 1 de junio, para implementar los protocolos de salud e higiene, pero la mayoría logró completar su autoevaluación en menos de 24 horas, gracias a que en las semanas previas habían empezado con las adecuaciones de sus instalaciones a partir de recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias y por otras plantas fuera de México que arrancaron operaciones desde hace tres o cuatro semanas.

General Motors, que fue la primera en reactivar la producción de pickups y SUV en sus plantas de Guanajuato y Coahuila, fue también la que más modelos ensambló durante la última semana de mayo: 8,970 de los poco más de 22,000 producidos. Le siguieron en volumen Fiat Chrysler, con 3,291 unidades, y Toyota con 2,755.

No obstante, la producción de vehículos durante mayo fue 93.7% menor a la reportada en el mismo mes de 2019, cuando los 12 fabricantes que operan plantas en México ensamblaron 350,060 unidades. La exportación fue 95% inferior comparada con mayo de 2019, cuando se enviaron 304,867 unidades.

De los modelos producidos en la última semana de mayo, 15,088 unidades, o el 68%, se exportó, principalmente a Estados Unidos, donde la demanda de pickups y SUV se ha recuperado rápidamente, gracias a las cuantiosas promociones y la gasolina barata.

Entre enero y mayo, se han ensamblado 934,234 vehículos, 43% menos que en el mismo periodo de 2019, debido a que las plantas estuvieron prácticamente paradas durante dos meses, ya que la mayoría de ellas cerró en la última semana de marzo.

FUENTE: EXPANSIÓN