Logística para (y ante) el Año Nuevo Chino

50

El Año Nuevo Chino (ANC) comienza el próximo 5 de febrero y todas las empresas –y por supuesto los logísticos- deben estar más que preparadas si tienen o buscan hacer negocios con el “gigante asiático”.

 

“Esta época del año plantea numerosos retos para importadores y exportadores por igual”, comentó Guido Gries, Director General de Dachser Air & Sea Logistics Americas.

 

El porqué: prácticamente todas las empresas en China cierran de una a cuatro semanas incluidas las fábricas.

 

Así mismo, todos los proveedores comenzarán a reducir el ritmo de sus operaciones una a dos semanas previas a este día feriado. La producción en serie se suspende, incluso para órdenes de muestra.

 

Te recomendamos leer: Exportaciones de América Latina pierden intensidad: BID

 

Gries precisó que los buques de carga, aviones y otros modelos de transporte internacional continúan su labor. El transporte de carga sigue desplazándose, sin embargo, la planeación de los envíos requiere una estrategia que arranca con meses de antelación con el objetivo de asegurarse que las mercancías sean manejadas sin dificultades y sin ningún contratiempo.

 

El especialista aseguró que es común que el volumen de la mercancía se incremente en las semanas previas al día feriado, a medida que las fábricas aceleran su producción, la cual no se reanudará hasta una o dos semanas posteriores a las festividades.

 

Ante esta situación, Dachser enlistó los impactos que podrían tener las empresas que tienen relación o buscan hacerlo con China:

 

  • Durante la celebración del Año Nuevo Chino, generalmente todas las empresas tendrán demoras en sus tiempos de producción y en las solicitudes de cotizaciones.
  • Un gran número de trabajadores no regresarán de manera inmediata a su trabajo cuando terminen los días de asueto, lo que causa que se prolonguen los plazos estimados de producción.
  • En dado caso que algún pedido sea efectuado de manera tardía, será posible que dicho pedido sea colocado más atrás en la línea de producción.
  • Con el equivalente a más de un mes de pedidos atrasados que serán enviados, las fábricas favorecerán a sus socios preferidos.

 

Los negocios que dependan del abastecimiento chino deberán planear anticipadamente los siguientes puntos:

 

  • Acumular inventario suficiente, tomando a consideración más de cuatro semanas posteriores al Año Nuevo Chino e investigar si su proveedor posee inventario en lugares fueras de Asia para así poder aprovechar otras cadenas de distribución.
  • Notificar a su agente de carga cuáles son sus envíos prioritarios, en dado caso que haya espacio limitado.
  • Realizar sus pedidos anticipándose al Año Nuevo Chino.
  • Reservar lugares en vuelos de pasajeros para los envíos que no puedan ser postergados. Los precios son ligeramente más altos, pero esta medida mantendrá en marcha su cadena de suministro.

 

Programa de días festivos para determinados países en la región Asia-Pacífico:

 

  • China continental – ANC – 4-10 de febrero.
  • Hong Kong – ANC – 5-7 de febrero.
  • Corea – Año Nuevo lunar – 2-6 de febrero.
  • Singapur – ANC – 5-6 de febrero.
  • Indonesia – ANC – 5 de febrero.
  • Taiwán – ANC – 4-8 de febrero.
  • Vietnam – Año Nuevo Lunar – 2-10 de febrero.
  • Malasia – ANC – 5-6 de febrero.

FUENTE: T21