México, rehén de Trump para reelegirse en 2020

79

Expertos estiman que las presiones comerciales contra México seguirán como parte de una estrategia política del presidente estadounidense para hacerse de cuatro años más en el poder.

El 7 de junio, el gobierno de Donald Trump suspendió los aranceles a los bienes mexicanos -que comenzarían en 5% y alcanzarían el 25%- tras llegar a un acuerdo migratorio, sin embargo, es posible que las presiones comerciales hacia México continúen, como una estrategia del mandatario para reelegirse en 2020.

“Las presiones continuarán, lo podemos ver de manera inmediata…Pareciera que Trump tiene claro que seguirá presionando al país, a pesar de esos acuerdos, todavía antes de que se tengan los periodos de evaluación de los avances en el tema migratorio”, opinó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

México acordó desplegar a 6,000 miembros de la Guardia Nacional en la frontera Sur, albergar a los migrantes que pidan asilo a Estados Unidos mientras reciben la respuesta de su trámite, así como ayudar en el fortalecimiento y seguridad de Centroamérica.

Para ello, se estableció revisar dichas acciones en 90 días y en caso de que dicho plan no funcione en ese periodo, se establecerán medidas adicionales.

En ese lapso tanto México, como Estados Unidos y Canadá tienen un calendario político y económico que cumplir, en el cual destaca el inicio de la precampaña electoral de Trump, el próximo 18 de junio en Orlando, Florida.

“El calendario (7 de junio al 7 de septiembre) se complicará por las amenazas de Trump. Y se pondrá más énfasis al evolucionar la precampaña para su segundo periodo presidencial”, opinó José Ignacio Martínez, coordinador de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN-UNAM).

Para el 31 de agosto, Trump ofrecerá más incentivos a su electorado, por lo que demandará a México nuevas exigencias económicas, añade un documento del LACEN-UNAM.

“Parece que son aspectos políticos de la agenda interna de EU, que él (Trump) quiere llevar al exterior, por un lado, busca posicionarse frente a sus electores. De la relación que existía entre México, Estados Unidos y Canadá busca que eso quede alineado a los intereses que considera estratégicos, en ese sentido combina el hecho de que hay temas migratorios que generan presión para EU y busca que México resuelva parte de esos temas”, añadió de la Cruz.

FUENTE: FORBES