Piden más inversión en infraestructura

1725

Las últimas reformas estructurales han permitido un incremento de la inversión privada, pero la pública está en mínimos históricos. “Entonces, es un reclamo que debemos hacer al gobierno por la mala planeación en términos de inversión, porque no puede justificar que es por falta de los recursos”.

Más gasto eficiente

Al respecto, Valeria Moy, directora de México ¿Cómo Vamos?, indicó que es preocupante el hecho de que el gasto crece a niveles máximos, pero eso no se traduce en un avance del Producto Interno Bruto (PIB).

“No ha habido ninguna reforma fiscal de sustento, sólo de recaudación. No vemos una reforma realmente sustantiva en la forma en cómo se gasta”, expuso.

Comentó que una prueba de que no está habiendo un gasto eficiente es que, a pesar de los recursos que se destinan a los programas sociales, el nivel de la pobreza en el país no ha disminuido.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al cierre del 2015, el gasto neto del sector público fue de 4.8 billones de pesos, lo que significó 5.2% más, en términos reales, respecto del 2014, en tanto el PIB en ese mismo año presentó una expansión de 2.5% anual.

Para la representante de México ¿Cómo Vamos?, el país sigue presentando un crecimiento mediocre como el de hace 20 años.

En el segundo trimestre del año el PIB registró una caída de 0.2% respecto del trimestre anterior. En tanto, en términos anuales, se observó un crecimiento de 1.5%; es decir, creció menos, indican datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Manuel Molano, director adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), refirió que “Tenemos que pensar en un gobierno más eficiente (…) En lugar de invertir más en infraestructura o capital humano, estamos viendo más recursos al gasto corriente. Tenemos que pensar en un gobierno qucce focalice mejor los programas de subsidios. Muchos de los programas públicos no han sido evaluados”.

De acuerdo con el análisis de México ¿Cómo Vamos?, siete de 12 indicadores económicos se encuentran en “rojo”, es decir, lejos de la meta potencial que se debería estar registrando.

Por ejemplo, el empleo formal, que debiera ser de 1.2 millones de nuevos puestos de trabajo al año, únicamente ha producido 464,098. La productividad debería de estar creciendo a una tasa de 4.8% anual, pero se ubica en 3 por ciento.

 

Fuente:El Economista