Prevén fallo favorable a México de OMC, sobre aranceles de EU

432

Especialista dice que la sección 232, en la que se ampara Washington, no establece protección por seguridad nacional; es más una presión política que técnica

La Organización Mundial del Comercio (OMC) podría fallar en favor de México en el procedimiento de solución de diferencias, iniciado por las medidas impuestas por Estados Unidos contra el acero y aluminio mexicano, señaló el socio del despacho Foley Gardere Arena, Alejandro Gómez Strozzi.

Expuso en un comunicado que el dictamen podría darse al amparo de la Sección 232 de la legislación estadounidense. “Eventualmente, México tendrá una resolución favorable, porque no creo que haya sido un análisis sólido el que hizo la administración estadounidense.”

Destacó que el presidente Donald Trump contradice su propia determinación, al afirmar que la Sección 232 se utilizó como una medida para obtener un resultado favorable en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y para presionar a Canadá a que relaje sus restricciones a las importaciones de productos lácteos, “por lo que la determinación al amparo de la Sección 232 no es un asunto de seguridad nacional”.

El especialista resaltó que México alegó ante el organismo internacional que los aranceles de 25 y 10 por ciento, establecidos a las importaciones de acero y aluminio, respectivamente, constituyen una medida de salvaguarda con independencia de la naturaleza que les otorgue su régimen jurídico interno.

Según Notimex, de ahí que son incompatibles con disposiciones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (GATT) y del Acuerdo sobre Salvaguardas de la OMC.

Aseguró que la solicitud de consultas por sí misma es una medida de presión, tanto técnica como política.

Recordó que cuando el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, impuso una medida de salvaguarda a las importaciones globales de acero en marzo de 2002, para diciembre de 2003, la medida ya había sido declarada por la OMC como incompatible con las obligaciones de ese país, ante ese organismo.

Por otra parte, agregó, es difícil pronosticar cuánto tiempo durará la situación vigente, en la que México ya impuso aranceles en represalia a la medida estadounidense, aunque mientras que el vecino del norte continúe utilizando la referida Sección 232 para frenar las exportaciones nacionales, México responderá de manera proporcional.

Cabe recordar que a principios de este mes, México denunció a Estados Unidos ante la (OMC), por la imposición de dichos aranceles.

“En respuesta a las medidas que Estados Unidos aplicó a las exportaciones de acero y aluminio mexicanas, México anuncia que iniciará un proceso de solución de controversias, al amparo de la Organización Mundial de Comercio”, dijo en su momento la dependencia en un comunicado.

La SE agregó que considera que las medidas de Estados Unidos violan el Acuerdo sobre Salvaguardas de la OMC y el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio.

En tanto, el gobierno mexicano respondió al presidente estadounidense y aplicó gravámenes a más de 180 productos, principalmente del sector agroalimentario, entre otros, como a aceros planos, lámparas, carne de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas y arándanos.

  • El Dato: Analistas afirman que los aranceles del 10 y 25% violan disposiciones del Acuerdo sobre Salvaguardias y Aranceles Aduaneros, de la OMC.

FUENTE: LA RAZÓN