Producción industrial acumula en junio 9 meses en terreno negativo

102

En tanto, en el primer semestre, la producción industrial del país cayó 1.8%, con lo que se ubicó como el arranque sexenal más débil de las últimas tres administraciones.

La actividad industrial del país registró una contracción de 2.12 por ciento a tasa anual durante junio, de esta forma, el indicador acumuló nueve meses en ‘números rojos’, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En la variación anual acumulada se observó que, durante el primer semestre del año, la producción industrial del país cayó 1.8 por ciento, por lo que se ubicó como el arranque sexenal más débil de las últimas tres administraciones, ya que durante el mismo periodo del gobierno de Enrique Peña Nieto este indicador bajó 0.4 por ciento, mientras que con Felipe Calderón aumentó 1.2 por ciento.

El principal lastre para la actividad industrial fue la construcción, debido a que extendió su racha negativa por quinto mes consecutivo, al presentar una contracción de 6.15 por ciento anual.

Los tres grandes rubros que integran al sector de la construcción mostraron retrocesos durante junio.

Por una parte, la edificación, principal pilar de la construcción, cayó 5.22 por ciento anual, mientras que las construcciones de obras de ingeniería civil y diversos trabajos especializados disminuyeron en 5.41 y 13.38 por ciento, respectivamente.

Analistas de Banorte estimaron que una de las causas que podrían explicar la debilidad observada en la construcción (componente que aporta alrededor del 8 por ciento del PIB), es la falta de confianza para invertir en el país.

“El componente que evalúa el ‘momento adecuado para invertir’, que en nuestra opinión refleja mejor las condiciones en el sector, ha caído a 25.8 puntos, su menor nivel desde febrero 2017 e impactado de manera adicional por la suspensión de proyectos de construcción en la Ciudad de México”, puntualizó la institución bancaria.

A pesar de la fuerte caída de la construcción durante junio, este no fue el único componente que ‘abrazó’ hacia abajo a la industria mexicana, la minería también contribuyó a su mal momento.

Al interior del reporte mensual del Inegi se pudo observar que la producción minera cayó 5.8 por ciento anual, derivado de las contracciones que presentaron la extracción de petróleo y gas (8.23 por ciento) y la minería de minerales metálicos y no metálicos (0.13 por ciento).

A pesar de la desaceleración que se ha venido observando en el sector manufacturero, aun es el componente que ha evitado una caída mayor en la producción industrial del país.

Durante junio, las industrias manufactureras crecieron 0.75 por ciento anual, aunque únicamente ocho de las 21 industrias del país registraron avances.

El Inegi reveló que, en la variación mensual, la actividad industrial aumentó 1.1 por ciento respecto a mayo, derivado de un incremento generalizado en los cuatro componentes que integran al indicador.

FUENTE: EL FINANCIERO