Productividad en la manufactura liga 17 trimestres a la baja

38

El sector registró un descenso de 1.7 por ciento anual en el primer trimestre de este año y la mayor contracción se reportó en el comercio al por mayor.

La productividad laboral en la industria manufacturera descendió 1.7 por ciento anual en el primer trimestre de este año y con esto acumuló 17 trimestres consecutivos con caídas, según los registros del INEGI.

Esta racha negativa supera considerablemente a la registrada en la crisis económica global, de 2008-2009, y es la mayor desde que hay registros disponibles, a partir de 2005.

Pero este sector no fue el que más cayó en los primeros tres meses de 2019, toda vez que la mayor contracción se reportó en el comercio al por mayor, con 3.8 por ciento anual, en las cifras ajustadas por estacionalidad. Esta fue su baja más significativa en cinco años y medio, mientras que en la construcción registró su segundo trimestre consecutivo de baja, que en esta ocasión fue de 0.8 por ciento anual.

Las cifras positivas se registraron en el comercio al por menor, con 2.8 por ciento, y en las empresas del sector servicios, con 2.2 por ciento.

A nivel nacional y con base en las horas trabajadas, la productividad disminuyó 0.5 por ciento anual en entre enero y marzo de este año, con lo que sumó cinco trimestres en terreno negativo.

El INEGI define al Índice de Productividad Laboral como la relación entre el índice del valor de la producción y el índice de horas trabajadas.

La baja productividad ha sido motivo de preocupación para el banco central. En su última minuta de política monetaria indicó que en algunos sectores los incrementos salariales por encima de la productividad podría generar costos, con afectaciones en la generación de empleo formal y además contribuiría a mantener elevada la inflación subyacente.

El Índice del Costo Unitario de la Mano de Obra (ICUMO) creció en todos los sectores, y registró un repunte de 5.2 por ciento anual en las empresas de comercio al por mayor.

En la industria manufacturera subió 4.4 por ciento anual, en la construcción 0.5 por ciento, en el comercio al por menor 0.4 por ciento y en las empresas de servicios 1.0 por ciento, cifras que contrastan con la caída en la productividad.

FUENTE: EL FINANCIERO