Sin TLCAN, EU perderá mercado en México

407

Cuota mayoritaria está en riesgo si aranceles suben, alerta Congreso de EU.

Estados Unidos reduciría su participación actual de 72% en el total de importaciones agrícolas de México si se sale del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), advirtió una investigación del Congreso estadounidense.

Algunas categorías, como cereales, alimento para ganado, productos cárnicos, productos relacionados con el azúcar y alimentos procesados, abarcaron más de 80% del valor total de las importaciones de México en el 2016.

“(El abandono del TLCAN) podría resultar en una menor participación para los productos estadounidenses en los mercados de México y Canadá”, destacó el estudio.

Con la salida de Estados Unidos de este acuerdo comercial y de conformidad con las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), las aduanas de México cobrarían un arancel promedio de 32% a las importaciones agrícolas originarias de Estados Unidos, mientras que la tasa que aplicaría Canadá sería de 23 por ciento.

Dado que ciertos bienes agrícolas dominan el comercio de Estados Unidos con sus dos vecinos, estos productos podrían volverse más costosos y menos competitivos a medida que se impongan aranceles de Nación Más Favorecida (NMF) y se eliminen otras preferencias comerciales en virtud de una retirada del TLCAN.

En la OMC, cada nación establece topes a sus aranceles y está obligada a dar a todos la condición de NMF, expresión que parece sugerir que se trata de algún tipo de trato especial para un país determinado, pero que en realidad significa cobrar sus respectivas tarifas a la totalidad de miembros por igual.

Otros posibles impactos comerciales bajo un retiro estadounidense del TLCAN podrían incluir (pero no están limitados a) precios más altos para productos importados de Canadá y México, reducciones en importaciones agrícolas que compiten con productos estadounidenses, interrupción de cadenas de suministro integradas, interrupción general del mercado e incertidumbre.

También la salida de Estados Unidos del TLCAN podría generar impactos económicos a algunos estados productores de bienes agrícolas (tanto positivos como negativos), y una disminución del poder de negociación futuro de Estados Unidos; por ejemplo, para revisar y resolver disputas relacionadas con una gama de barreras no arancelarias al comercio.

En general, la aplicación de los aranceles de NMF a las importaciones agrícolas de Estados Unidos probablemente aumentaría los precios lo mismo para los consumidores estadounidenses y otros usuarios finales, que para los fabricantes de productos alimenticios de valor añadido.

Canadá y México son los dos mayores socios comerciales agrícolas de Estados Unidos (combinando importaciones y exportaciones), y representaron 28% del valor total de las exportaciones agrícolas estadounidenses y 39% de las importaciones estadounidenses en el 2016.

FUENTE: EL ECONOMISTA